Comunicado

Azucarera del Norte S. A. (AZUNOSA) rechaza las invasiones ilegales de las fincas que se vienen presentando en Honduras porque atentan contra el Estado de Derecho, arriesgan la paz social del país y afectan la economía y el empleo nacional. Asimismo ratifica el compromiso de cumplir plenamente con el espíritu y texto de la Ley de Reforma Agraria en Honduras, y cree firmemente que los proyectos agroindustriales como el que ella adelanta, alineados con prácticas globales de Responsabilidad Social y sostenibilidad, son complementarios al desarrollo de los campesinos hondureños. 

Las tierras de AZUNOSA han sido compradas y adquiridas de forma legal y sus títulos de propiedad son absolutamente legítimos de acuerdo con los requisitos de la legislación hondureña. Estas tierras además han sido y son plenamente cultivadas y fuente de miles de empleos, como ha sido corroborado por el Ministerio de Agricultura. La resolución de expropiación emitida por el Instituto Nacional Agrario (INA) fue anulada por el Consejo Nacional Agrario (CNA) que la consideró ilegal, al igual que la Procuraduría General del República en su concepto previo. El amparo interpuesto por el grupo campesino no ha sido resuelto por la Corte Suprema de Justicia, por lo que todas las invasiones de que ha sido objeto AZUNOSA son ilegales.

El desalojo ejecutado el 20 de marzo de los invasores de las tierras de AZUNOSA fue ordenado por un juez de la República, como consta en el expediente del caso, y ha sido realizado exclusivamente por las autoridades competentes de manera pacífica y sin remitir a ningún invasor a los juzgados. El procedimiento se ha enmarcado en las leyes del país y ha sido ejecutado bajo la supervisión constante de las instituciones locales encargadas de velar por los Derechos Humanos y el Instituto Hondureño de la Niñez, debido a que entre los invasores se encontraban menores de edad, la supervisión se dio por solicitud explícita de la Empresa.
Las acciones que AZUNOSA ha adelantado en defensa de sus derechos y los derechos de sus trabajadores siempre han sido en estricto apego a la ley y a los principios que rigen el comportamiento de empresas internacionales como los establecidos en el Pacto Global de Naciones Unidas, del cual AZUNOSA es signataria. Todas las gestiones que AZUNOSA ha realizado en defensa de sus derechos legítimos han estado enmarcadas por la legislación de Honduras y por el compromiso de respetar y hacer respetar los derechos de otros, incluyendo los de los invasores y sus familias. AZUNOSA se encuentra abierta al escrutinio de cualquier autoridad que quiera verificar la situación.

AZUNOSA es una historia de éxito agroindustrial en Honduras, que promueve el respeto a la propiedad privada, las leyes y los Derechos Humanos. AZUNOSA genera cerca de 3,000 empleos directos, beneficiando a unas 13,000 familias. Mediante un reciente acuerdo suscrito con el Instituto Nacional Agrario (INA) y amparado por la Presidencia de la República, AZUNOSA desarrolló una iniciativa que permite a campesinos organizados en cooperativas, acceder a 302 hectáreas de tierra. AZUNOSA cree en una Honduras próspera, incluyente y justa para todos. Azucarera del Norte S. A. de C. V. (AZUNOSA)