AZUNOSA rechaza falsas acusaciones

Azucarera del Norte S.A.,AZUNOSA, rechaza y objeta las informaciones tendenciosas y sin respaldo en evidencia alguna que se han puesto a circular en Internet con el fin de crear un manto de duda sobre el comportamiento de la empresa al vincular su nombre con desalojos sin el respaldo de la ley y con supuestas conspiraciones contra integrantes de los grupos que están ocupando las fincas. AZUNOSA se rige siempre dentro del marco de la ley del país y respeta a cabalidad los Derechos Humanos de todos.


El actual conflicto se desprende del errado argumento de que las tierras en cuestión ya no pertenecen a la azucarera, al haber sido expropiadas por resolución del Instituto Nacional Agrario, INA. Sin embargo, el Consejo Nacional Agrario, CNA, y la Procuraduría General de la República declararon nula dicha orden de expropiación, confirmando plenamente la legalidad de la tenencia de las tierras por parte de AZUNOSA. Es en dicho contexto que las autoridades judiciales han procedido a ordenar el desalojo de las personas instaladas en tierras pertenecientes al ingenio.

En cada caso, la Empresa ha puesto especial énfasis en proceder de forma pacífica y en estricto apego a las formas y el espíritu de la ley. AZUNOSA ha tomado todas las medidas posibles para proteger los Derechos Humanos de todos los involucrados. Por esta razón, AZUNOSA ha solicitado la presencia de las instituciones encargadas de velar por los Derechos Humanos y de la Niñez en cada una de las situaciones de desalojo que han ordenado los jueces.

Además, AZUNOSA ha puesto en conocimiento de los jueces de la República los rumores tendenciosos que han venido circulando en contra de su buen nombre y del buen nombre de sus empleados y asociados, y ha solicitado formalmente que sean analizados e investigados.


AZUNOSA reafirma su posición de apoyo a las iniciativas del gobierno que busquen mejorar las condiciones de la comunidad rural en Honduras. En esta línea ya tiene en marcha un Programa de Desarrollo del Campo, que brinda acceso a 432 manzanas de tierra productiva a campesinos organizados de la región, ofreciendo así oportunidades de progreso sustentable a unas 500 familias.